Las redes sociales sirven para algo más que vender

Cuando comenzó la  revolución de los Social Media, no todas las empresas supieron plantearse cuáles eran las verdaderas funciones que deberían cumplir las redes sociales en la estrategia empresarial. Muchas de ellas, se han dado cuenta con el paso del tiempo de que se equivocaron inicialmente y supieron entender que las herramientas sociales no son tanto un arma para vender, sino un canal donde extraer muy rica información acerca de sus clientes. Otras, por el contrario, aún siguen empeñadas en vender a través de este tipo de canales, sin pararse a pensar en si su cliente lo recibe con mayor o menor entusiasmo.

Sin duda las redes sociales nos reportan grandes beneficios para la empresa. Si establecemos una buena estrategia en el medio online podemos afirmar que tenemos un gran camino por delante en nuestra andadura hacia el éxito. Si bien el principal objetivo de toda empresa es mantenerse y crecer con el paso del tiempo y esto se traduce en ventas, este no será nuestro objetivo último en las redes, sino que iremos más allá. Esto es como lo que se suele decir de “empezar por los cimientos para luego llegar al tejado”. Pues más o menos lo mismo, y muy en esta línea funciona la estrategia online en redes. Dicho esto, comenzaremos a enumerar diferentes objetivos en los que debemos centrarnos para alcanzar nuestro fin último: nuestro crecimiento económico.

Quizás el primer y gran motivo de por qué invertir tiempo y dinero en redes sociales sea que a partir de estas extraemos exquisita información que de otra manera no conoceríamos. Por ejemplo, podemos saber de primera mano qué tipo de productos les gustan a nuestros clientes, cuándo y cómo lo prefieren o si existe algún matiz de nuestro producto o servicio que le desagrada. Este tipo de información y otras muchas de diferente índole nos facilitarán conocer a nuestro cliente y así ofrecerle el producto más adaptado a sus gustos y necesidades.

Otro beneficio que nos ofrecen las redes sociales es que a través de ellas podemos hacer branding. Si bien el Community Manager es el responsable de humanizar a la empresa, podemos entender que a través de esta figura los clientes ya no verán tanto la presencia de la marca con ánimos de vender, sino de atender, entretener o resolver cualquier duda o inquietud que pueda plantear un cliente en un momento dado. Por tanto, el Community Manager tendrá la gran responsabilidad de saber crear consonancia entre los valores y personalidad que respresenta una marca con sus propia actitud que lleve a cabo en su trabajo. Esto nos servirá para reforzar aún más si cabe los valores de una marca y, por tanto, preservar la imagen deseada.

No hay que olvidar que las redes sociales representan el canal más directo de contacto con el cliente. Esto nos va a ofrecer muchas ventajas ya que nunca antes una marca había tenido esta facilidad para contactar con su cliente. Aquí entra en juego el deseado feed back que nos va a reportar la inforamción de la que habábamos anteriormente. Asimismo, y en esta línea, podemos afirmar que todo ello contribuye al buen manteniemiento de la reputación de una empresa. Claro está, si el trabajo se efectúa de manera adecuada. Por tanto, si en algún momneto ocurrierá la mala suerte de que se genere un bulo que por su capacidad viral traiga consigo consecuencias hacia la imagen de la marca, gracias a las redes sociales este problema se puede atajar de un modo más rápido y eficaz.

Pero igual que podemos interpretar este factor como algo ventajoso, hay que advertir que las redes sociales también muestran su arma de doble filo. Y es que dependiendo de cómo se usen encontraremos mayor o menos beneficio. Es decir, igual que las redes pueden facilitarnos una buena reputación debido al buen hacer del Community Manager, también podemos echar atrás todo el trabajo en un abrir y cerrar de ojos. Por tanto, cada movimiento que hagamos en la red será de vital importancia pues recaerá directamente en la imagen positiva o negativa que se tenga de la marca.

Y, por último, habiendo tenido en cuenta todos estos beneficios que pueden aportarnos los social media, podemos prestar ya atención al objetivo que busca toda empresa que es vender. Dependiendo del negocio que se trate, vender en redes sociales puede ser mejor o peor recibido. También dependerá del tipo de cliente al que vayamos dirigido y del modo en que llevemos a cabo nuestras formas a la hora de vender. El cliente en las redes sociales se muestra mucho más exigente y no permite que se le bombardée una y otra vez con mensajes comerciales. Por tanto, debemos andar con mucho cuidado y saber dónde pisamos pues ponemos mucho en juego: nuestro éxito o fracaso. Y es que debemos ser consciente de que de nuestro bien o mal hacer, llegaran o no los beneficios y todo ello se reflejará en el incremento o no de nuestro volumen de negocio. Es por esto que, como ya se dieron cuenta muchas de las empresas que incurrieron en el error, es importante saber que antes que la venta en redes sociales, está la imagen de la propia empresa y el contacto directo con nuestro cliente. Lo demás, viene después.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s