El cliente como epicentro de la estrategia de marketing

Probablemente, no se la primera ni la última vez que leamos un titular así. Se trata de una premisa que todo o casi todo el mundo defiende pero que no todos practican. Y es que, si no prestamos atención a este mandamiento, es más que probable que no estemos haciendo las cosas del todo bien. No lo suficiente. No hay que olvidarse que el cliente es quien sitúa en el podio a un producto, pero también es quien lo entierra para no volver a consumirlo más. Cuando somos plenamente conscientes de ello y nos ponemos manos a la obra, comenzaremos a hacer las cosas mejor. Con una clara estrategia de marketing y con el cliente como el centro de todo y todos.

A continuación, te mostramos algunas buenas prácticas para encaminar una eficaz estrategia de marketing orientada al cliente.

  1. CONOCE A TU CLIENTE COMO A TI MISMO

Aunque la tarea no es siempre fácil, hoy en día disponemos de herramientas que nos ayudan a llevar a cabo este objetivo. Además de los estudios de mercados, es preciso establecer otros patrones que puedan ofrecernos una mayor información acerca del cliente. Las redes sociales, por ejemplo, son una gran fuente de información acerca de los gustos y necesidades de nuestros consumidores. Las quejas o comentarios positivos ayudarán en gran medida a conocer si estamos haciendo bien nuestro trabajo o, si por el contrario, debemos cambiar o mejorar.

  1. GENERA CONFIANZA

Uno de los valores más intangibles y difíciles de generar. La confianza es, sin lugar a dudas, uno de los bienes que más valoran los clientes y lo que determina la compra o no de un producto o servicio. Este será uno de los factores que mejor nos definirá y marque la verdadera diferencia con nuestra competencia. Se trata de la reputación e imagen de marca y, con ella, no se juega.

  1. DESARROLLA UN PRODUCTO QUE CUMPLA CON SUS EXPECTATIVAS

Bien es sabido que un cliente satisfecho es el mejor vendedor de una marca. Para lo bueno y para lo malo el boca a boca sigue siendo uno de los factores más determinantes en la compra de un producto. Ahora, con el auge de las redes sociales, con más razón que nunca ya que funcionan como una poderosa herramienta para la buena o mala reputación de la marca. Su poder de influencia es más que evidente.

  1. EMOCIÓNALE

El objetivo de comunicación no ha de ser otro que emocionar a su público. No hay más que ver las campañas de mayor éxito de las marcas y su capacidad para crear emociones en sus clientes. Estas son las que mejor acogen el gran público y no solo eso, sino que también sabe agradecer.

  1. EMPATIZA Y MUÉSTRATE A SU LADO

Ponerse en el lugar del cliente como si realmente fuéramos el para entenderle, conocerle y anticiparse a lo que va a necesitar. Por otro lado, respaldarle, mostrarse atento y demostrar que realmente estás a su lado. Que no se sienta desamparado. Que estás a su lado. Todo ello ayudará a que cualquier detractor se convierta en seguidor y que, si en algún momento se ha perdido la confianza, se recupera rápidamente.

  1. DESPUÉS DE LA COMPRA, SIGUE SIENDO TU CLIENTE

¿Cuántas empresas se olvidan de la satisfacción del cliente? ¿Cuántas se olvidan de quiénes han sido sus clientes después de la compra? Un error garrafal que cuesta mucho a las empresas. El servicio postventa y el mantenimiento de la relación con el cliente debe ser tan importante o más que la captación de nuevos consumidores. Este debe ser otro de los grandes objetivos del plan estratégico de marketing pues la fidelización también forma parte del éxito o fracaso de una compañía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s